Gemelos.jpg

Gemelos

Plauto

VEINTE AÑOS DESPUÉS...

¡MENECHMO BUSCA A MENECHMO!

Un comerciante de Siracusa (Italia) tuvo dos hijos gemelos, Menechmo y Sósicles. Cuando los niños tenían siete años, el padre se llevó a Menechmo a Epidamno (Grecia) para asistir al mercado anual de la ciudad. La plaza estaba llena de gente y el pequeño se despistó y se perdió, y el padre se murió del disgusto. Al niño lo recogió un acaudalado comerciante epidañés, quien, aprovechando que no podía tener hijos, se quedó con él. En Siracusa lloraron la desaparición del padre y del hijo, y el abuelo, que se llamaba Menechmo y tenía el capricho de que su heredero se llamase también Menechmo, exigió a Sósicles cambiarse de nombre y hacerse llamar Menechmo, como su hermano desaparecido.

Pero Menechmo, el auténtico, se crió en Epidamno, heredó una gran fortuna, se casó con una mujer rica y vivió feliz y olvidado ya de su origen italiano. En Siracusa, por el contrario, siempre se acordaron del niño perdido y siempre soñaron con poder encontrarlo algún día. Por eso, ahora, veinte años después... ¡Menechmo busca a Menechmo!

SASTRERÍA

Isa Jiménez

DIRECCIÓN ARTÍSTICA

Guillem Blanco

DIRECCIÓN TÉCNICA

Luis Miguel Arroyo

DIRECCIÓN

Miguel Navarro

50990135652_65c2f283cc_c.jpg